Ingredientes:

– 1 calabacín grande

– 4 huevos grandes

– 1 chorrito de aceite

– 3 cucharadas de salsa de tomate frito

– 1 cucharada de orégano

– 100 gr de queso rallado para fundir

– 1 tomate mediano en rodajas

– 3 lonchas de bacón

– 4 jalapeños en rodajas

 

Elaboración:

1- Con el calabacín hacemos una tortilla de 4 huevos grandes. Ya sabes, cortas y pochas bien el calabacín y cuando esté bates los huevos y pones dentro el calabacín la sal y pimienta y lo cuajas en una sartén grande para que la base sean amplia.

2- Cortamos el bacón en tiras no muy finas y lo pasamos por una sartén, sin aceite, doramos un poco y reservamos.

3- Ponemos la tortilla en un molde redondo que podamos meter al horno. Vamos poniendo encima de la tortilla el tomate frito bien repartido con el orégano por encima, luego el queso rallado y finalmente repartimos bien el bacón, las rodajas de tomate y las rodajas de jalapeños. Si no te gusta mucho el picante lo puedes sustituir por otro ingrediente que sea más de tu agrado.

4- Pre-calentamos el horno y metemos nuestra Torti-Pizza unos 8-10 minutos a 180º.

5- Las variedades que puedes hacer de la Torti-Pizza son innumerables, tantas como se te puedan ocurrir, puedes hacer la tortilla de mil formas diferentes y la parte de encima de todas las que te pueda apetecer. Pruébala por que a nosotros nos gusta hacerla a menudo, combinando unos ingredientes que a veces de lo más originales.

6- Sacamos y servimos caliente