Ingredientes:

– 1/2 pimiento verde

– 1/2 pimiento rojo

– 1 puerro pequeño

– 1/2 cebolla

– 1/2 calabacín

– 4 huevos L

– 1 chorrito de aceite de oliva

– 80 gr de queso parmesano en polvo (opcional)

– 500 ml de leche entera

– Sal y pimienta

 

Elaboración:

1- Cortamos todas las verduras y en una sartén con un poco de aceite de oliva las pochamos 5 minutos, apagamos el fuego, tapamos y reservamos.

2- En un molde redondo de silicona, si no tuviéramos pues rectangular o cuadrado, pero mejor redondo para poder desmoldarlo mejor después,  lo engrasamos por dentro y distribuimos las verduras que tenemos apartadas en la sartén.

3- Batimos los huevos, la leche, el queso parmesano y le añadimos la sal y pimienta al gusto, se lo ponemos por encima a las verduras que están en el molde de, con cuidado de que las verduras estén bien distribuidas para que luego no nos encontremos muchas verduras por unos lados y muy pocas por otros.

4- Habiendo precalentado el horno, metemos el molde de silicona al horno 30-35 minutos a 180º.

5- Cuando se haya terminado de hornear lo dejamos enfriar completamente y lo ponemos en el frígorífico unas dos horas sin desmoldar. Pasado este tiempo lo desmoldamos con mucho cuidado para que no se nos quede pegado en el molde.

6- Puedes hacer este quiché sin base poniendo en un molde un poco ondo papel de hornear o papel de aluminio que haya sigo engrasado previamente, siempre desmoldar cuando esté completamente frío para no llevarse parte del quiché pegado. Si por cualquier motivo tienes solo un molde como el de la foto, lo ideal es engrasarlo bien y cuando esté frío pasarle el cuchillo por todo el borde para que salga bien.

7- Servir frío o templado, como más te apetezca