Falafel de Calabacín

Ingredientes:

1 calabacín mediano
2 cucharadas de semillas de chía trituradas
6 cucharadas de agua
3-4 cucharadas de pan rallado
Sal y pimienta.

Elaboración:

Para empezar lavamos el calabacín y rallamos con la parte más gruesa de nuestro multi-rallador. Y le añadimos sal para que llore.

Lo colocamos en un colador grande dentro de la pila, o encima de una olla, para poder presionar y que vaya soltando el calabacín todo su jugo.

A continuación ponemos el calabacín rallado y bien estrujado para que no quede caldo.

En un vaso ponemos las 2 cucharadas de semillas de chía trituradas y 6 cucharadas de agua y dejamos unos minutos.

Vertemos el vaso con el agua gelatinosa que habrá dejado la chía en el bol de el calabacín y ponemos el pan rallado y sal-pimentamos.

Batimos todo, tiene que quedar una masa no muy blanda, lo justo para que podamos hacer los falafel con las manos. Si te queda muy pegajosa pon un poco más de pan rallado.

Colocamos los falafel en una bandeja de horno con papel de hornear y precalentamos el horno.

Los metemos a una temperatura de 180º grados y a los 20 minutos le damos la vuelta a todos para que se doren por los dos lados.

Servir calientes, aunque si se templan o quedan fríos están buenos igualmente.

Acompañar con una tofunesa casera o un paté vegetal clarito de anacardos y mostaza.