Para 4 Personas

 

Ingredientes:

– 1 coliflor mediana

– 2 cebollas

– 2 taza de almendra molida

– 1 taza de Semillas de lino molido

– Agua filtrada

– 1 taza de copos de avena molidos

– 1 taza de semillas de calabaza y pimienta en grano

– Pizca de sal

 

Elaboración:

1- Pon el agua filtrada a hervir en una olla grande, cocer la coliflor durante unos 5 minutos, dejar enfriar y reservar.

2- Saltear ligeramente las cebollas y el champiñón (o Shiitake) en un poco de aceite y reservar.

3- Moler las semillas de calabaza junto con los granos de pimienta al gusto hasta dejar una textura granulada.

4- Verter todos los ingredientes en batidora o procesador de alimentos y triturar hasta obtener una masa bien integrada

5- Sacar la masa, añadir un poco de harina de almendras, remover bien con las manos.

6- Darles forma de croquetas, rebozar con la harina de avena y hornear sobre una bandeja de horno durante unos 40 min a 180º, con calor arriba y abajo.

7- Sabrás que las croquetas estén listas cuando queden doradas y crujientes por fuera, pero cremosas y jugosas por dentro.

¡¡A disfrutar bien calentitas!!