Ingredientes:

– 70 gr Avellanas tostadas
– 50 gr Harina de Algarroba
– 2 cucharadas rasas de uritritol
– 125 ml Aceite de Coco virgen
– 1  cucharadita de Canela en polvo
– unas gotas de esencia de Vainilla

 

Elaboración:

1- Lo primero es buscar un molde lo más parecido a una tableta de chocolate.

2- Pon film transparente, lo suficiente para que cubra la base y sobre para después taparlo como un envoltorio para guardarlo bien.

3- Coloca los 70 gr de avellanas encima del film transparente que está encima del molde.

4- Batir bien el xilitol con la harina de algarroba, el aceite de coco, la canela y vainilla. Lo viertes por encima de las avellanas.

5- Si ves que no tapan las avellanas no pasa nada, quedará igualmente rico y con buen aspecto, como ves en la foto.

6- Lo ponemos al congelador con mucho cuidado, unas 4 horas. Después lo pasamos al frigorífico y lo mantenemos siempre allí, hasta que lo cortemos para comerlo.

7- Se debe mantener siempre refrigerado para que no se derrita. Tanto en invierno, como en verano.

8- Puedes poner la mitad de cacao puro y la otra mitad de algarroba. Prueba las dos versiones.

9- En este caso hemos puesto avellanas, pero puedes cambiar y poner almendras, anacardos, nueces, macadamia.

10- Si eres cañero y te gusta las emociones fuertes puedes ponerle granos de sal gorda, y diferentes pimientas picadas en trozos gordos.